Spanish Catalan English French German Italian Portuguese

Tratamiento Migraña

Es un tipo de dolor de cabeza que puede ocurrir con síntomas como náuseas, vómitos o sensibilidad a la luz. En muchas personas, se siente un dolor pulsátil únicamente en un lado de la cabeza.

Algunas personas que padecen migrañas tienen síntomas de advertencia, llamados aura, antes de que comience el verdadero dolor de cabeza. Un aura es un grupo de síntomas, que incluyen cambios en la visión. Es un signo de advertencia de que se va a presentar un dolor de cabeza terrible.

Una migraña es causada por actividad cerebral anormal, lo cual se puede desencadenar por muchos factores; sin embargo, la cadena exacta de hechos sigue sin aclararse. La mayoría de los expertos médicos cree que el ataque comienza en el cerebro e involucra vías nerviosas y químicos. Los cambios afectan el flujo sanguíneo en el cerebro y tejidos circundantes.

Las jaquecas tienden a aparecer primero entre los 10 y los 45 años. Algunas veces, pueden empezar posteriormente en la vida. Las migrañas pueden ser hereditarias y se presentan con más frecuencia en las mujeres que en los hombres. Algunas mujeres, pero no todas, pueden sufrir menos migrañas cuando están embarazadas.

Los ataques de migraña también pueden desencadenarse por:

  1. Abstinencia de cafeína
  2. Cambios en los niveles hormonales durante el ciclo menstrual de las mujeres o con el uso de píldoras anticonceptivas
  3. Cambios en los patrones del sueño
  4. Tomar alcohol
  5. Ruidos fuertes o luces brillantes
  6. Ejercicio u otro estrés físico
  7. Pasar por alto comidas
  8. Olores y perfumes
  9. Fumar o exposición al humo
  10. Estrés y ansiedad

Ciertos alimentos pueden desencadenar migrañas. Los más comunes son:

  • Productos horneados.
  • Chocolate.
  • Productos lácteos.
  • Productos con glutamato monosódico (GMS)
  • Alimentos que contienen tiramina como el vino rojo, el queso curado, el pescado ahumado, los hígados de pollo, los higos, algunas legumbres.
  • Frutas (aguacate, banano, frutos cítricos).
  • Carnes que contengan nitratos (como el tocino, los perros calientes o hot dogs, el salami, las carnes curadas).
  • Cebollas.
  • Maní y otras nueces y semillas.
  • Alimentos procesados, fermentados, adobados o marinados.

Las verdaderas jaquecas no son el resultado de un tumor cerebral u otro problema de salud serio.