Cáncer de Colon

Cáncer de Colon:

El cáncer colorrectal, también llamado cáncer de colon, incluye cualquier tipo de neoplasias del colon, recto y apéndice. Se piensa que muchos de los casos de cáncer colorrectal nacen de un pólipo adenomatoso en el colon. Estos crecimientos celulares en forma de hongo son usualmente benignos, pero de vez en cuando se vuelven cancerosos con el tiempo. En la mayoría de los casos, el diagnóstico del cáncer localizado es por colonoscopia. El tratamiento es por lo general quirúrgico, y en muchos casos es seguido por quimioterapia.

Colon Irritable

Colon Irritable:

También llamado colon irritable, colitis funcional o neurosis intestinal (“SII” o “IBS” por sus siglas en inglés), es una enfermedad digestiva crónica funcional de origen desconocido y que afecta de manera desigual a un amplio porcentaje de la población pudiendo oscilar entre un 5% hasta alcanzar en algunas series a un 25% en población general según los países y el tipo de población estudiada.

Se trata de un conjunto de trastornos funcionales del intestino bastante frecuente, ya que se estima que representa aproximadamente entre el 20 y el 50% del total de consultas ambulatorias llevadas a cabo por los gastroenterólogos.

Existen tres tipos de SII, dependiendo de qué síntoma es el que predomina: diarrea predominante (SII-D), el que cursa con estreñimiento predominante (SII-C) y el SII que presenta un patrón mixto o alternante (SII-A).

Esofagitis

Esofagitis:

Es un término general para cualquier inflamación, irritación o hinchazón del esófago, el tubo que va desde la parte posterior de la boca hasta el estómago.

Con frecuencia, la esofagitis es causada por el reflujo de líquido que contiene ácido desde el estómago hacia el esófago, una afección llamada reflujo gastroesofágico. Un trastorno autoinmunitario llamado esofagitis eosinofílica también causa esta afección.

Los siguientes factores incrementan el riesgo de esofagitis:

  • Consumo de alcohol
  • Consumo de cigarrillos
  • Cirugía o radiación en el pecho (por ejemplo, el tratamiento para el cáncer pulmonar)
  • Tomar ciertos medicamentos sin mucha agua, especialmente alendronato, tetraciclina, doxiciclina, ibandronato, risedronato y vitamina C
  • Vómitos

Las personas con sistemas inmunitarios debilitados debido al VIH y ciertos medicamentos (como los corticosteroides) pueden presentar infecciones que llevan a esofagitis.

La infección esofágica puede deberse a hongos, hongos levaduriformes (especialmente candidiasis) o virus, como el herpes o el citomegalovirus.

Gastritis

 La Gastritis:

Ocurre cuando el revestimiento del estómago resulta hinchado o inflamado.

La gastritis puede durar sólo por un corto tiempo (gastritis aguda). También puede perdurar durante meses o años (gastritis crónica).

Las causas más comunes de gastritis son:

  • Ciertos medicamentos como ácido acetilsalicílico (aspirin), ibuprofeno o naproxeno.
  • Tomar demasiado alcohol.
  • Infección del estómago con una bacteria llamada Helicobacter pylori.

Las causas menos comunes son:

  • Trastornos autoinmunitarios (como anemia perniciosa).
  • Reflujo de bilis hacia el estómago (reflujo biliar).
  • Consumo de cocaína.
  • Ingerir o beber sustancias corrosivas o cáusticas (como venenos).
  • Estrés extremo.
  • Infección viral, como citomegalovirus y el virus del herpes simple (ocurre con más frecuencia en personas con un sistema inmunitario débil).

Un traumatismo o una enfermedad repentina y grave, como una cirugía mayor, insuficiencia renal o el hecho de estar con un respirador pueden causar gastritis.

Hepatitis

 

 Hepatitis:

Es la hinchazón e inflamación del hígado.

La hepatitis puede ser causada por:

  • Células inmunitarias en el cuerpo que atacan el hígado.
  • Infecciones por virus (como las hepatitis A, B o C), bacterias o parásitos.
  • Daño hepático por alcohol o tóxicos (venenos).
  • Medicamentos, como una sobredosis de paracetamol.

La enfermedad hepática también puede ser causada por trastornos hereditarios, como la fibrosis quística o la hemocromatosis, una afección que consiste en tener demasiado hierro en el cuerpo.

Otras causas abarcan la enfermedad de Wilson, un trastorno en el cual el cuerpo retiene demasiado cobre.

Mala Digestión

 La Mala Digestión:

O Dispepsia es la incapacidad mas o menos habitual de digerir bien los alimentos. La digestión se produce de una manera lenta y pesada y viene acompañada de otros síntomas que indican que el aparato digestivo no funciona bien.

Hay que distinguir entre la dispepsia o ” mala digestión” y la indigestión. En las dispepsias las malas digestiones se producen como un fenómeno recurrente que se repite habitualmente con una cierta frecuencia a lo largo de un periodo mínimo de tres meses.

La indigestión se produce ocasionalmente, suele durar un periodo de tiempo breve y luego desaparece.

Reflujo Gastroesofágico

 Reflujo Gastroesofágico:

Es una afección en la cual los contenidos estomacales se devuelven desde el estómago hacia el esófago, el conducto que va desde la boca hasta el estómago. Esto puede irritar el esófago y causa acidez gástrica y otros síntomas.

Cuando usted come, el alimento pasa desde la garganta hasta el estómago a través del esófago. Un anillo de fibras musculares en la parte inferior del esófago impide que el alimento deglutido se devuelva. Estas fibras musculares se denominan esfínter esofágico inferior o EEI.

Cuando este anillo muscular no se cierra bien, los contenidos del estómago pueden devolverse hacia el esófago. Esto se denomina reflujo o reflujo gastroesofágico. El reflujo puede causar síntomas. Los ácidos gástricos fuertes también pueden dañar el revestimiento del esófago.

Entre los factores de riesgo para el desarrollo del reflujo están:

  • Consumo de alcohol (posiblemente)
  • Hernia de hiato (una afección en la cual parte del estómago pasa por encima del diafragma, el músculo que separa el tórax y la cavidad abdominal)
  • Obesidad
  • Embarazo
  • Esclerodermia
  • Tabaquismo
Cálculos Biliares

Cálculos Biliares:

Son depósitos duros y similares a cristales de roca que se forman dentro de la vesícula biliar. Estos cálculos pueden ser tan pequeños como un grano de arena o tan grandes como una pelota de golf.

Diverticulitis

La Diverticulitis:

Ocurre cuando las pequeñas bolsas o sacos que protruyen y que se forman sobre la pared interna del intestino (divertículos) resultan inflamados o infectados. Con mucha frecuencia, estas bolsas se encuentran en el intestino grueso (colon).

Estreñimiento

Estreñimiento:

Es una afección que se define casi siempre como el hecho de tener una deposición menos de tres veces por semana. Frecuentemente se asocia con heces duras o difíciles de evacuar. Usted puede presentar dolor mientras se evacuan las heces o puede ser incapaz de tener una deposición luego de hacer fuerza o pujar.

Gastroenteritis

La Gastroenteritis:

Es una inflamación de la membrana interna del intestino causada por un virus, una bacteria o parásitos. La gastroenteritis viral es la segunda enfermedad más común en los Estados Unidos. La causa es, generalmente, una infección por norovirus. Se disemina a través de alimentos o agua que estén contaminados y el contacto con una persona infectada. La mejor prevención es lavarse las manos frecuentemente.

Los síntomas de gastroenteritis incluyen diarrea, dolor abdominal, vómitos, dolor de cabeza, fiebre y escalofríos. La mayoría de las personas se recupera sin tratamiento.

El problema más común con la gastroenteritis es la deshidratación. Ocurre si no ingiere suficientes líquidos para sustituir los que se pierden con los vómitos y la diarrea. La deshidratación es más común en bebés, niños pequeños, ancianos y personas con un sistema inmunológico débil.

Diarrea Crónica

Diarrea Crónica:

Es aquella que dura más allá de 4 semanas. Puede estar acompañado de otras manifestaciones clínicas como dolor abdominal, baja de peso, malabsorción de nutrientes, nauseas, vómitos o fiebre.

¿Cuáles son las causas de la diarrea crónica y como se clasifican?

En primer lugar es importante determinar si existe realmente una diarrea y no otro trastorno que puede confundirse con una diarrea crónica como es una incontinencia anal o una pseudodiarrea secundaria a acumulación de deposiciones duras en el recto (fecaloma).

Úlcera Gástrica

Úlcera Gástrica:

Úlcera Péptica: Es una llaga abierta o un área en carne viva en el revestimiento del estómago o el intestino.

Una úlcera gástrica ocurre en el estómago.
Una úlcera duodenal ocurre en la primera parte del intestino delgado.

Normalmente, el revestimiento del estómago y del intestino delgado puede protegerse contra los ácidos fuertes del estómago. Si este revestimiento se rompe, el resultado puede ser:

Tejido hinchado e inflamado llamado gastritis
Una úlcera