Los aminoácidos son la base de las proteínas.

Dado que gran parte de nuestras células, músculos y tejidos están compuestos por aminoácidos, éstos forman parte de numerosas funciones importantes en nuestro cuerpo: los aminoácidos confieren a la célula no sólo su estructura, sino que también son responsables del transporte y el almacenamiento de toda clase de nutrientes de vital importancia.

  • Aporta energía al cuerpo.
  • Optimizar el sistema inmune.
  • Fortalecer y endurecer los huesos y dientes.
  • Aumento de la ingesta de nutrientes.
  • Optimiza la síntesis de proteínas.
  • Aportan energía y bienestar general.
  • Mantener una buena salud.
  • Correcto funcionamiento del organismo.
  • Optimizar funciones digestivas.